Skip to main content

Entrevistamos a Margherita Giani, nuestra estudiante-atleta, que participó en el American College Volleyball Showcase 2023 este año como tutora, pero que comenzó su viaje, su aventura desde nuestro evento, la primera vez en 2018.

Un testimonio más que una entrevista. Margherita habla de sus experiencias, de sus sentimientos y de cómo este camino está cambiando su vida.

Participaste en el Showcase como atleta y luego como tutor. ¿Cuáles fueron tus sentimientos de hoy y cuáles fueron los del pasado? Tuve la oportunidad de participar en dos exhibiciones como atleta durante el verano de mi tercer y cuarto año de secundaria con Sportlinx360. Como atleta, sentí una tremenda emoción y felicidad al visualizar mi futuro en los Estados Unidos, estudiando y jugando voleibol en colegios y universidades estadounidenses. Sin embargo, no puedo negar que durante las exhibiciones también tuve un poco de miedo de pensar en un futuro tan lejos de mi familia, mis amigos e Italia en general. En el tercer año, todavía estaba en el proceso de explorar esta opción, mientras que en el cuarto año estaba casi 100% seguro de que quería seguir este camino. Participar en las exhibiciones en 2018 y 2019 fue una de las experiencias más significativas de mi viaje como estudiante y como atleta. Además, participar como tutora me hizo reflexionar una vez más sobre la importancia del camino recorrido y de mi trayectoria deportiva y educativa, haciéndome muy feliz poder ayudar a otras chicas a superar las dudas e incertidumbres que yo también había tenido en 2017 y 2018.

El Showcase es un paso esencial para aquellos que sueñan con volar a los Estados Unidos. ¿Cómo te preparas para este evento? ¿Qué consejo le puedes dar a quienes quieran participar y aprovechar esta oportunidad? La exhibición es un paso clave, ya que ofrece una muestra de lo que te espera en los Estados Unidos una vez que te vayas. Te introduce en el mundo del deporte y los estudios universitarios americanos. Jesica y Elitza, junto con el resto del personal, juegan un valioso papel guiando y explicando todas las etapas de esta experiencia, haciendo del escaparate una experiencia única y muy interesante. No hay una preparación específica, pero es importante estar listo para involucrarse en todos los aspectos: en la cancha de voleibol, en el idioma inglés y durante las posibles entrevistas con entrenadores estadounidenses. Mi consejo para aquellos que quieran participar en esta experiencia es que no tengan miedo de presumir, el escaparate es la oportunidad perfecta para hacerse notar. Los entrenadores estadounidenses no solo evalúan su capacidad atlética, sino que también prestan atención a su comportamiento en la cancha, su interés en los estudios, sus cualidades de liderazgo y su capacidad para colaborar con sus compañeros de equipo, y mucho más.

Su experiencia en Estados Unidos continúa. ¿Cuáles han sido los principales pasos y las etapas más importantes hasta ahora entre la vida, el estudio y el voleibol? Momentos, éxitos y emociones. Este año terminé mi tercer año en los Estados Unidos, los dos primeros en la Universidad del Sur de Illinois en Illinois y el último, después de mudarme, en la Universidad de Texas Rio Grande Valley en Texas. Vivir en América ha sido un viaje que me ha permitido aprender muchas cosas en diferentes ámbitos, desde la vida cotidiana hasta el estudio, pasando por el voleibol y el ámbito social. El primer semestre como estudiante de primer año fue el más complejo y desafiante, especialmente desde que me fui durante la pandemia de COVID-19. Tuve que adaptarme a una cultura muy diferente a la nuestra, a la lengua inglesa, a la intensa vida de los estudiantes deportistas, a las nuevas relaciones sociales que desarrollé, a la forma diferente de afrontar el deporte y de estudiar. Incluso los momentos más difíciles los considero como oportunidades de crecimiento personal y una parte fundamental de mi camino. Hay tantos buenos recuerdos: los viajes por los Estados Unidos para jugar en estadios enormes que ni siquiera tenemos en la Serie A en Italia, los momentos divertidos con mis compañeros de equipo y nuevos amigos, la emoción antes de los partidos, la diversión durante los entrenamientos y las aventuras con mis amigos fuera de la universidad. También tuve la suerte de viajar como invitado a las casas de mis compañeros de equipo, tanto en Colorado como en Florida. Hice un viaje a la ciudad de Nueva York con mi novio un año y otro viaje con mi mamá y mi hermana al año siguiente. Este año ha sido el mejor hasta ahora: en UTRGV encontré una familia y me divertí mucho y tuve muchas satisfacciones. La mayor alegría fue ganar la temporada regular de nuestra Conferencia durante el otoño de 2022, un momento que nunca olvidaré.

¿Qué te ha aportado hasta ahora esta experiencia de estudiante-atleta? ¿Cómo te ha mejorado? Esta experiencia me ha enriquecido en todos los aspectos de mi vida. Llegué a los Estados Unidos cuando era una niña y salí del armario como una mujer adulta. Vivir sola tan lejos de casa me ha hecho entender y aprender muchas cosas. Tuve que exponerme y administrar bien mi tiempo. Personalmente, he aprendido a creer más en mí misma y en mis capacidades, a no tener miedo de empezar algo o fracasar, porque es parte del viaje. Aprendí a vivir y entender culturas totalmente diferentes y entendí la importancia de la coherencia en las cosas: paso a paso, podemos lograr lo que queremos.

Muchos chicos se van, otros se irán. ¿Cuál es el principal consejo que quieres darle? Mi principal consejo para los que se van o se van a ir es que se informen bien de lo que les espera, para limitar las sorpresas una vez que lleguen. Es útil escuchar series de televisión o canciones en inglés habladas en los Estados Unidos, para familiarizarse con el idioma y el acento. Tampoco tienes que preocuparte demasiado por hacer amigos, ya que es mucho más fácil vincularse en los campus estadounidenses, donde muchos viven cerca y comparten rutinas similares. Por último, recomiendo hacer muchas preguntas a los que ya se han ido, ya que teníamos las mismas dudas que los que están a punto de irse y podemos ofrecer valiosos consejos e historias de experiencias personales.