Skip to main content

Amateurismo

Reglas y definiciones

Cuando te conviertes en
Estudiante-atleta

Ser considerado un atleta no profesional (amateur) es uno de los requisitos deportivos más importantes para poder representar a una universidad como estudiante-atleta.

Cada liga tiene sus propias definiciones de profesionalismo y amateurismo y otras directivas específicas para determinados deportes en particular. Existen diferencias entre los deportes de equipo e individuales, reglas específicas para los deportes para los que existen ligas profesionales en los EE. UU. (como el fútbol americano, el baloncesto, el hockey sobre hielo, el béisbol, etc.) o para los deportes individuales profesionales como el tenis, el atletismo y el golf.

Independientemente de estas diferencias específicas, la regla general es que un atleta es considerado aficionado por las ligas estadounidenses si nunca ha recibido una compensación (salario) que exceda los gastos necesarios para practicar su deporte.

En la liga de colegios junior, la NJCAA, la definición es aún más estricta y establece que también se consideran profesionales aquellos que, a pesar de no haber recibido compensación, han jugado en equipos en los que hubo atletas considerados profesionales: Esta norma entra en vigor a partir de los 19 años. Por lo tanto, si un atleta ha jugado en el mismo equipo que atletas profesionales antes de cumplir 19 años, no pierde su elegibilidad.

Un atleta que quiera jugar para la NCAA DI, NCAA DII, NCAA DIII o NAIA, tendrá que registrarse en el Centro de Elegibilidad de la liga a la que pertenece la universidad y crear un perfil que luego será evaluado por el mismo. Esta evaluación es de naturaleza tanto deportiva como académica y, una vez completada, declarará al atleta «elegible» o «no elegible» para las competiciones de esa liga en particular. Esta declaración también especificará cuántas temporadas deportivas tendrá disponible el atleta.

¿Quieres hacer realidad tu sueño?

Regístrese para una evaluación.